“Estoy asustado, me tienen encerrado”: La Divaza, YouTuber venezolano que fue detenido en EE. UU.

La Divaza, como se hace llamar el joven YouTuber, viajaba desde México a Estados Unidos.

Foto: CORTESÍA.

El joven Pedro Figueira, mejor conocido en el mundo de internet como La Divaza, fue retenido en la tarde de este domingo, 4 de junio, por la Aduana norteamericana en el aeropuerto de Miami, cuando viajaba desde México a Estados Unidos.

Según la poca información que La Divaza le pudo entregar a sus contactos cercanos, le pusieron un ticket amarillo en su pasaporte y lo trasladaron a un cuarto en el que lleva retenido cerca de 30 sin conocerse mayor información.  

“Soy José, un amigo de Pedro, muchísima gente le está escribiendo porque están intrigados con lo que pasó, pues les explico que a Pedro lo detuvieron en la Aduana y lo tienen encerrado sin poderse comunicar con nadie, él no había dormido ni comido (…) hace 18 horas él me mandó un mensaje diciendo: ‘mira, estoy asustando, me tienen encerrado’”, contó el amigo de La Divaza por medio de las historias de la cuenta oficial de Instagram del YouTuber.

El YouTuber, que cuenta con más de 2.700.000 suscriptores, es un joven venezolano abiertamente gay que recientemente informó su decisión de irse a vivir a los Estados Unidos, tras la crisis que atraviesa su país.

Justamente La Divaza se dirigía desde México hasta Miami, después de haber participado en los premios MTV Miaw, donde fue nominado como el Mejor Nuevo Ícono Digital.

Hasta el momento las Autoridades no se han pronunciado sobre el caso y no se conocen las razones exactas por las que fue detenido el influenciador digital, pero sus seguidores se manifiestan masivamente en redes sociales con el hashtag  #FREELADIVAZA.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario