Personas en contexto de prostitución recibieron iniciativas productivas

Mejorar la empleabilidad de las personas en contexto y en riesgo de ejercer es la prioridad del programa.

Derechos_Inclusión_Prostitución2
Foto: CORTESÍA.

“Por mis Derechos, Equidad e Inclusión”, se llama el programa que la Administración Municipal adelanta en puntos críticos de Medellín, con el objetivo de proteger y dar oportunidades a personas en contexto y en riesgo de ejercer la prostitución como medio de subsistencia.

El más reciente avance del programa es la entrega de 11 unidades productivas a personas en condición de prostitución, con el fin de que generen ingresos que les permitan mejorar su calidad de vida.

En colaboración con el Sena, la iniciativa benefició a varias mujeres que presentaron propuestas de trabajo con equipos para el procesamiento de alimentos, artículos de belleza y estética; confección, marroquinería y ventas ambulantes. Tal y como lo explicó Olga Lucía Guzmán, supervisora del proyecto, el objetivo es que “las usuarias  que están en riesgo de ejercicio de prostitución puedan mejorar su calidad de vida y mitigar sus necesidades”.

Derechos_Inclusión_Prostitución1
El Sena aportó tres máquinas para la elaboración de productos en cuero. Foto: CORTESÍA.

La funcionaria explicó que, si bien algunas de las beneficiadas siguen ejerciendo la prostitución como principal medio para obtener ingresos, el objetivo “es disminuir la problemática”. Para tal fin, el programa anunció que entregará antes de finalizar el año 60 unidades productivas más a personas adheridas a “Por mis Derechos, Equidad e Inclusión”.

Explicando la visión del programa, Guzmán expresó que “inicialmente, es mejorar la calidad de vida, pero el objetivo primordial es ayudarles a las mujeres al punto de que no tengan que ejercer la prostitución (…) Lo más necesario para lograrlo será mejorar la empleabilidad de ellas”. 

Derechos_Inclusión_Prostitución
También se entregaron insumos para la producción de chanclas y zapatos. Foto: CORTESÍA.

Además de darles herramientas para que generen ingresos, el programa, que es impulsado por la Secretaría de Inclusión Social y Familia, también brinda oportunidades educativas a la población con el fin de garantizar soluciones a largo alcance.

“Actualmente, tenemos 62 usuarios que están validando primaria y bachillerato, y también algunos otros en educación superior, estudiando Trabajo Social, Matemáticas, Psicología y técnicas y tecnologías”, dijo la supervisora del proyecto.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario